Cómo limpiar después de una obra. Guía completa

Home / Noticias / Cómo limpiar después de una obra. Guía completa

Limpiar después de una obra es una tarea bastante agotadora ya que la suciedad que se produce resulta muy molesta y aparatosa de eliminar. A veces tenemos la sensación de que por mucho que limpiemos, siempre van a quedar restos de polvo imposibles de quitar.
Pero vayamos por partes. Antes de comenzar a remodelar nuestro espacio, debemos seguir una serie de pasos para evitar manchar algunas zonas.

Cómo prevenir manchas durante la obra

1. Protege las ventanas: Es imprescindible usar cinta de carrocero poniéndola en los cercos de las ventanas, para evitar que la pintura no manche los cristales.

2. Pomos y tiradores: Hay que retirarlos todos, así evitarás que se ensucien y se podrán pintar mejor las puertas.

3. Rodapiés: Al igual que en las ventanas, es importante cubrir los rodapiés con cinta de carrocero para evitar que se manchen de pintura.

 

Productos para la limpieza de una obra

Son muchos los productos que se pueden utilizar para la limpiar, pero no todos eliminan la suciedad incrustada que queda después de una obra. Estos son los mejores productos para ello:

Decapante ácido o desincrustante: Para suelos, baldosas, ladrillos y azulejos.

• Acetona: Para eliminar restos de pintura, esmaltes, ceras, aceites y barnices.

Quitamanchas/Limpiacristales: Para eliminar manchas de grasa sobre superficies lavables. Limpian sin necesidad de frotar.

• Limpiador de suelos: Dependiendo de la superficie (madera, mármol, parquet…) utilizaremos un limpiador específico para cada una de ellas.

 

Aplicar la tecnología a la limpieza

En una limpieza de obra no basta sólo con utilizar productos especializados, también hay que ayudarse de la maquinaria necesaria para ello. En el caso de que quieras hacer la limpieza tú mismo, hay muchas empresas que alquilan este tipo de máquinas.

Aspirador: Indispensable para limpiar el polvo en suelos lisos.

• Hidrolimpiadora: Esta máquina es fundamental para quitar manchas, pintura e incluso limpiar las ventanas. Dependiendo de la superficie que queramos limpiar, habrá que tener en cuenta la presión y el caudal del agua, además de usar el accesorio adecuado.

• Desatascador de tuberías: Es posible que se haya metido polvo incluso dentro de las tuberías. Este utensilio es perfecto para que no queden restos.

• Barredora profesional: Las barredoras-aspiradoras conducidas manualmente son ergonómicas y de fácil manejo. Barren en profundidad sin formar polvo, llegando incluso a las esquinas.

Aspiradora de sólido y agua: Tiene una gran potencia de aspiración en seco y húmedo y no precisa de bolsa, ya que dispone de un sistema de filtración por agua, lo que aportará un plus de higiene.

 

Cómo limpiar después de una obra

Una vez que hemos visto qué materiales y maquinaria emplear para la limpieza de una obra, vamos a profundizar en cómo tiene que ser la limpieza.

1. Abre las ventanas: Si quieres decirle adiós definitivamente al polvo, debes abrir las ventanas de par en par. Un truco es colocar un ventilador soplando hacia fuera, para conseguir eliminar todas las partículas de polvo y purificar así el aire.

2. Limpieza de paredes y techo: Es fundamental “barrer” las paredes y el techo con una escoba limpia. Después, pasa una mopa húmeda (sin que gotee), y da una pasada. Repite este proceso las veces que sea necesario.

3. Objetos de decoración: Aunque hayamos tapado los muebles que pudiera haber durante la obra, siempre se quedan restos de polvo. Humedece un trapo con detergente y agua (también sin que gotee), y pásalo por todos los elementos.

4. Suelos: Bajo ningún concepto barras el suelo, esto sólo te puede llevar a que el polvo vaya de un lado a otro. Debes pasar la aspiradora con un filtro de alta eficiencia. Después de algunas pasadas, limpia el filtro y comienza de nuevo.

5. Elimina los restos de pintura: Para ello, utiliza acetona o una hidrolimpiadora, tal y como hemos citado anteriormente.

6. Restos de cemento o pegamento: Para eliminarnos, humedece un trapo con desincrustante pásalo por donde está la mancha y luego raspa el pegote con una espátula.

7. No dejes que el polvo se acumule: Después de la limpieza en profundidad, es conveniente que limpies el polvo con más frecuencia de lo normal. Pasadas unas semanas, podrás volver a tu rutina de limpieza habitual.

 

Por qué contratar una empresa de limpieza

Como hemos comentado anteriormente, la limpieza de una obra es una tarea compleja y bastante costosa que puede llegar a agotar a cualquiera. Por ese motivo, la contratación de profesionales es la mejor opción para hacer este tipo de trabajo.

Además del esfuerzo que conlleva, el alquiler de las máquinas necesarias para la limpieza de obra puede encarecer bastante el proceso. Una empresa de limpieza te garantiza la mano de obra, así como los materiales necesarios para ello. Y como no, contar con una empresa de limpieza es asegurarte el trabajo por parte de profesionales que conseguirán una calidad óptima.

En Expoclean te ofrecemos este servicio con profesionales que cuentan con más de 20 años de experiencia. Si necesitas una limpieza de obra con la máxima calidad, pídenos presupuesto sin compromiso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Opt In Image
Suscríbete a nuestro blog
Todas las novedades de Expoclean

Suscríbete a nuestro blog y encuentra todos los servicios de Expoclean, los mejores consejos y novedades de limpieza, conserjería, mantenimiento, piscinas, jardinería ¡y mucho más!

Si te ha gustado... ¡Comparte! 🙂 Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Start typing and press Enter to search

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies